En un fallo histórico, la Cámara Federal confirmó el procesamiento de los responsables del Municipio de controlar las fumigaciones

Se trata del exdirector y el exauditor del área encargada de autorizar la aplicación de agroquímicos en el Partido de Pergamino. Son los primeros funcionarios procesados en la Provincia de Buenos Aires por éste tipo de delitos.

Una resolución sin antecedentes de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario se conoció en las
últimas horas, en el marco de la causa que se les inició a dos funcionarios de la Municipalidad de
Pergamino, como desprendimiento de la Nro. FRO 70087/2018, caratulada “S/INFRACCION al Art. Nº
55 de la Ley Nº 24051 y 200 del Código Penal”, que tramita en el Juzgado Federal de Primera
Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Nicolás.
El máximo órgano judicial ratificó el fallo del juez Carlos Villafuerte Ruzo en todos sus términos y
confirmó que existen elementos harto suficientes para certificar el procesamiento del exdirector y el
exauditor del área encargada del Municipio de autorizar la aplicación de agroquímicos en el Partido.
Es uno de los expedientes que se formó a partir de la denuncia original que está abocada a investigar
las posibles responsabilidades que les podría caber a un grupo de productores agropecuarios de la
ciudad por la afectación al medio ambiente a lo largo del tiempo en el Partido de Pergamino, producto
del uso indiscriminado de agroquímicos y que habrían contaminado el suelo, aire, agua y afectado la
salud de la población.
Luego de analizar un importante conjunto de pruebas, la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario
convalidó a Villafuerte Ruzo y acreditó la inactividad de los máximos responsables de Ambiente Rural
en las aplicaciones con agroquímicos en distintos campos de la zona urbana y otros aledaños a la
ciudad sin los correspondientes controles, según lo establece la normativa municipal, provincial y
nacional vigente.
Esa conducta omisiva, que fue repetida, permitió que se desarrollaran aplicaciones sin ningún tipo de
control desde 2015 en adelante.
La Dirección de Ambiente Rural tenía el poder de policía de fiscalización y control para comprobar el
correcto cumplimiento de las disposiciones en materia de utilización de productos agroquímicos e
intervenir ante las actividades que se realizaban en los establecimientos agropecuarios.
Los funcionarios pergaminenses son los primeros procesados por este tipo de delitos en la Provincia
de Buenos Aires por no cumplir con su obligación de preservar el ambiente y controlar las
aplicaciones efectuadas en las inmediaciones del casco urbano. Y tampoco hicieron cumplir el
margen de los 100 metros de exclusión determinados por ordenanza municipal.
En la causa obran diferentes declaraciones testimoniales de vecinos y vecinas de los barrios
afectados por las fumigaciones, quienes además coinciden en señalar que cuando advertían
situaciones anormales en los campos cercanos a sus viviendas efectuaban reclamos al número
telefónico 147 para denunciar, pero no encontraban respuestas acordes o directamente no eran
atendidos.

También quedó acreditado que, en las oficinas de la Municipalidad, a partir de las diligencias de la
Policía Federal Argentina, no se encontraron registros físicos ni tampoco antecedentes
administrativos de las autorizaciones para las fumigaciones que se realizaron en los distintos
establecimientos agropecuarios del Partido de Pergamino.

El caso de nuestra ciudad por contaminación ambiental e investigación por la calidad del agua es
emblemático en varios aspectos. Primero y ante todo, por la intervención de la Justicia Federal con la
aplicación de la Ley Nº 24.051 de residuos peligrosos; en los nueve procesamientos determinados
por el magistrado; en las detenciones de los productores procesados por el delito in fraganti; en los
allanamientos a los imputados, locales de comercialización de agroquímicos de Pergamino y las
oficinas de la Municipalidad; en el rol activo y comprometido del Fiscal Federal, Matías Felipe Di Lello
y la doble funcionalidad jurisdiccional del juez Villafuerte Ruzo, tanto en la esfera penal como en la
ambiental, dictando medidas cautelares ambientales que resultan inéditas en la jurisprudencia
argentina al tratarse de un caso penal, fijando distancias de protección de las fumigaciones: 1.095
metros para las terrestres y 3.000 para las aéreas.
También debe sumarse el rol fundamental de la ciencia haciendo sus aportes clave sobre los
impactos de los agroquímicos en la salud y el ambiente, que fueron fundamentales para la esfera
ambiental que aborda la causa Nro. FRO 70087/2018, caratulada “S/INFRACCION al Art. Nº 55 de la
Ley Nº 24051 y 200 del Código Penal”.

Nota al Pie. Recuperado de: http://primeraplana.com.ar/en-un-fallo-historico-la-camara-federal-confirmo-el-procesamiento-de-los-responsables-del-municipio-de-controlar-las-fumigaciones/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat