Se desarrolló la primera jornada de juicio oral por la muerte de Victorio Otero en un siniestro vial

La primera jornada de debate oral y público por el siniestro vial en el que perdió la vida Victorio Otero se desarrolló a lo largo de tres horas y media en los Tribunales de Pergamino. El juez Alejandro Salguero presidió la audiencia de debate oral en la que tras los lineamientos iniciales de las partes declaró la mamá del músico fallecido tras el siniestro ocurrido en la madrugada del sábado 9 de septiembre de 2017 en la esquina de Larrea y Estrada. En los lineamientos iniciales la fiscal Alejandra Ghiotti anunció que presentaría toda la prueba testimonial, pericial y documentación para requerir la condena a Alejandro Urquiza Rueda por la calificación de homicidio culposo. El abogado querellante de los familiares de la víctima, Natalio Nicodemo, a los postulados de la Fiscalía dio a conocer que a lo largo del debate reconstruirá el itinerario previo de Alejandro Urquiza Rueda con los testimonios de personas que lo han visto previamente en locales nocturnos. Para el letrado de la familia Otero: el acusado conducía la pick up Volkswagen Amarok en forma imprudente y a velocidad excesiva y temeraria. Adelantó que requerirá una pena coincidente con lo ocasionado. Los abogados defensores Tomás Carricart y Rafael Cuneo Libarona plantearon su estrategia en la inocencia del acusado y centraron su cuestionamiento a los malos procedimientos policiales.   Alejandra Otero   Alejandra Otero, la mamá de Victorio, fue la primera en pasar al estrado a declarar ante el juez Alejandro Salgueero y responder las consultas de la Fiscalía sobre quien era su hijo en vida y como se enteró del siniestro. La mujer recibió un llamado en horas de la madrugada, donde la alertaban sobre la hospitalización del joven por haber sufrido lesiones al ser la víctima de un siniestro vial. Alejandra contó que se dirigió al centro de salud junto a la hermana para asistir al hijo. «Lo único que me importaba era que Vito pudiera recuperarse y que saliera del cuadro agudo en el que estaba», relató la madre. Otero precisó que para ellos en un comienzo fue un accidente a bordo del auto y con el paso de las horas cada vez más adquirió más fuerza la hipótesis del siniestro fatal donde Victorio fue una verdadera víctima. En su relato describió el momento en que le dieron a conocer el fallecimiento en horas de la tarde mientras aguardaban en los pasillos del Hospital San José ese sábado de septiembre. «A mi hijo lo mató un conductor criminal. Un conductor que se burló de la Justicia. Sin arrepentimiento. A un conductor a quien no puedo mirar a la cara. No advierto ni una pizca de arrepentimiento», expresó a lo largo de su testimonio. Al momento de declarar cuestionó una entrevista audiovisual que brindó en un portal de Pergamino. Otero tomó una frase relativa a «tener que seguir con su vida» para compararla con la imposibilidad de hacerlo su hijo. «Vito no puede y él es el responsable», enfatizó. Ante el juez y las partes se encargó de cuestionar las pericias de la defensa con el informe de la velocidad a 35 kilómetros por hora. Tildó ese informe defensivo como «inhumano». Refirió los siniestros anteriores del imputado y su conocimiento sobre la representación de poder matar «al acelerar».   María Andrea Rodríguez   La oficial de Policía María Andrea Rodríguez fue una de las dos uniformadas, del Comando de Patrulla, que llegaron primero a la esquina del siniestro en Estrada y Larrea esa madrugada de persistente garúa. Las agentes policiales se encontraron con el Ford Ka negro chocado contra una columna y al cruzarse con Alejandro Urquiza Rueda le consultaron si tenía algo que ver y les respondió que él había chocado ese automóvil. A lo largo del testimonio los integrantes del bloque de la defensa y la propia fiscal requirieron distintas consultas a la testigo porque el contenido de lo que estaba declarando no coincidía con lo aportado en la causa en su momento. El cuestionamiento estaba dado por la asistencia de Alejandro Urquiza Rueda a las uniformadas durante el procedimiento por el siniestro ya que en la sala de audiencias de Tribunales declaró distinto que en la Fiscalía. Inisitió en responder que el acusado estaba al costado y no hacía nada; cuando en su momento declaró que lo vio a Alejandro Urquiza Rueda asistiendo y colaborando en el lugar del siniestro. La segunda testigo describió la madrugada como húmeda, con lloviznas leves y la cinta asfáltica mojada.    Marcia Daiana Echevarne   La compañera del móvil policial Marcia Daiana Echevarne fue más enérgica en su relato y brindó un testimonio más acabado del procedimiento policial describiendo el procedimiento por el siniestro y las directivas con los jefes en el Comando de Patrulla. Lo vieron a Alejandro Urquiza Rueda parado al lado del automóvil de Victorio Otero y le consultaron quien era para enterarse que era el conductor de la pick up Volkswagen Amarok involucrada en el siniestro. «Mi compañera pidió la ambulancia. Llegó la unidad de emergencias médicas, le instalaron un respirador manual y pidieron la intervención de Bomberos Voluntarios para trasladarlo desde el interior del habitáculo a la camilla de la ambulancia. Para ayudar a retirarlo me paré del otro lado para ayudar a retirar. El caballero (por Urquiza) nos consultaba en varias oportunidades por el estado de salud de Victorio Otero. A Alejandro Urquiza Rueda lo he visto cerca de la ambulancia hasta dejar de verlo porque estábamos muy ocupadas en depejar la escena del siniestro de curiosos», expresó en relación a la cantidad de personas que se acercaron a ver lo ocurrido. La mujer policía introdujo un elemento de prueba sobre el aliento etílico que le sintió al acusado mientras dialogó con él durante el procedimiento en la escena del siniestro. La oficial Echevarne se introdujo al habitáculo del Ford ka por la puerta del acompañante para comprobar si tenía signos vitales y refirió que le sintió aliento etílico, al igual que al imputado. La vorágine del operativo, la gravedad del siniestro y la aparición de personas distrajo la atención de las oficiales que no repararon en que el conductor del otro vehículo se retiró en la ambulancia con la víctima del siniestro.   Franco Yozzi   El oficial de servicio del Comando de Patrulla, Franco Yozzi, dio su testimonio relativo al procedimiento que no pudo realizar la Policía de someter al otro automovilista involucrado a la extracción sanguínea y el procedimiento de aprehensión preventiva en la Comisaría Primera. La declaración de Yozzi puso en relieve la circunstancia en que el acusado se retiró del Hospital sin someterse al protocolo vigente y la imposibilidad de localizarlo a pesar de varios esfuerzos por ubicarlo. Del testimonio se supo que lo llamó en varias oportunidades a Alejandro Urquiza Rueda y en una de las llamadas atendió el padre; quien respondió que estaba yendo al Hospital. Alertaron a la custodia del centro de salud y enviaron uniformados; pero no se presentó. Mientras estaban tratando de ubicarlo en la residencia, pero había dejado mal consignada la altura de la residencia en avenida Pellegrini. En la camioneta encontraron un papel donde el domicilio decía Urquiza y Yozzi llamó al Destacamento de esa localidad. El oficial de guardia en esa dependencia fue a la planta de silos y el sereno le indicó que el joven residía en departamentos de avenida Pellegrini. El oficial terminó sus servicios en el Comando de Patrulla sin lograr dar con el paradero de Urquiza a pesar que concurrieron a la morada en el complejo habitacional El Agora. Minutos antes se había retirado. La falta de móviles, la multiplicidad de eventos y la cantidad de episodios delictivos ocurridos esa madrugada ayudaron a carecer de recursos logísticos para dar con el acusado.   Fernando martin   El oficial de guardia en el Destacamento Urquiza era Fernando martín, quien en horas de la madrugada se trasladó a la planta de silos de la familia Urquiza y dialogó con el sereno.   Roberto Daniel Micheloni   El especialista de Policía Científica, Roberto Daniel Micheloni, compareció solamente para ratificar que una de las pericias planimétricas del expediente fueron confeccionadas por él.   Jimena Bustos   La oficial Jimena Inés Bustos pasó al estrado a reconocer en el expediente un bosquejo que por error formaría parte de las actuaciones judiciales ya que estaba e un estado preliminar como borrador. La idónea en planimetría de Policía Científica dio cuenta de las intervenciones en el caso que consisten en dos planos de la encrucijada donde ocurrió el siniestro con la ubicación del automóvil siniestrado y las distintas marcas de frenado sobre la cinta asfáltica.   Juan Carlos Chimento   Juan Carlos Chimento es el cuidador hospitalario encargado del control de acceso a los sectores restringidos del centro de salud que dio cuenta de como descendió Alejandro Urquiza Rueda junto a la camilla que ingresó a Victorio Otero lesionado; el médico y el chofer de la unidad de emergencias. Chimento habría dialogado con Urquiza sobre el siniestro, pero durante la audiencia de debate no recordó el contenido de esa conversación. Recordó que requirió una llamada para que pueda hablar telefónicamente desde un interno del sector de guardia. Minutos después vio retirarse al acusado.   Alberto Peciec   Alberto Peciek es mecánico de Volkswagen y se encargó de las pericias de la pick up VW Amarok tras el siniestro en el galpón donde estuvo secuestrada para las pericias y declaró que al escanear el sistema computarizado no surgieron averías ni activación del sistema de airbag porque la deformación de la chapa y la carrocería no habría afectado los sensores encargados de activar el mencionado sistema de seguridad.   Videos del Hospital   Los videos de las cámaras de seguridad del Hospital San José mostraron la hora de ingreso de la ambulancia a las 4:49 de la madrugada y el egreso de Alejandro Urquiza Rueda a las 5:16. Veintisiete minutos permaneció en la sala de guardia del centro de salud mientras atendían a Victorio Otero.   Jornada del martes   El martes 15 de marzo la audiencia de debate oral comenzará a las nueve de la mañana con la proyección de los videos de las cámaras de seguridad del complejo habitacional El Agora, donde arribó Urquiza Rueda desde el Hospital y luego se habría retirado. Además comparecerán ocho testigos que han sido propuestos por las partes que intervienen en el juicio oral.   Juicio del Juzgado Correccional 2   En el Juzgado Correccional 2 de Pergamino se desarrollan las audiencias de debate presididas por el juez Alejandro Salguero; quien está acompañado por los funcionarios judiciales: Mauricio Zapillón y Florencio Fernández. La fiscal Alejandra Ghiotti y la secretaria de la Fiscalía 7, Eloisa Ramundo, llevan adelante la acusación en el debate. Comparten el bloque acusatorio con los abogados de la familia, Felipe Villalba y Natalio Nicodemo, como particular daminificado. Nicodemo es abogado de Mercedes (Buenos Aires), quien integra el equipo letrado de «Madres del dolor». La defensa está integrada por Tomás Carricart y Rafael Cúneo Libarona y comparten la ubicación junto al acusado, Alejandro Urquiza Rueda. El abogado Lucas Walter sigue la instancia del juicio entre el público de la sala.   Acompañamiento   La familia de Victorio Otero está acompañada por allegados y amigos durante las audiencias de debate y siguen las alternativas del juicio oral y público desde el patio del edificio de Tribunales de Pergamino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat